fbpx

De las ansiedades a las circunstancias

Sin ser un experto, pero por mi propia experiencia, cursos que realicé, libros que he leído y videos divulgativos que he visto sobre los adelantos de la neurociencia y el estudio del cerebro, creo haber entendido lo básico de cómo funcionamos los humanos.

En resumen, somos seres “psicosomáticos”, la mente influye en el organismo y el organismo en la mente, en lo positivo, lo neutral y en lo negativo. El estado de ánimo positivo y de alta autoestima puede ayudar a sentirse mejor de un mal, y el mismo con más o menos la misma intensidad, causar más molestias si uno se encuentra en una condición depresiva y de baja autoestima.

El filósofo holandés René Descartes nos dejó el razonamiento: “Pienso y luego existo” que relaciona la mente y “el ser y estar”. Del filósofo español José Ortega y Gasset nos quedó la frase sobre la realidad de cada uno: “Yo soy yo y mis circunstancias”. Las circunstancias son las condiciones específicas y diferentes de cada persona, la suma y combinación de la forma de pensar y cómo las variables externas del entorno afectan según los intereses particulares.

Una lluvia moderada beneficia a un agricultor porque alimenta su siembra, para otro que vive cerca y tiene problemas con el techo en su casa, la misma lluvia le afecta negativamente. En el mismo entorno, según las circunstancias reales de cada uno les afecta diferente y lo que para uno es ganancia con una buena cosecha, para el otro, que entre agua y se mojen sus enseres significa un gasto, si se arruinan tendrá que comprar otros.

Bueno…Desde que tenemos teléfonos inteligentes y recibimos 7/24 /365 muchísima información de diferentes fuentes, quizás 20 veces más que hace 10 años, incluyendo chambres y rumores políticos, ciertos y falsos persona a persona. Estamos “sobre informados” de más cosas que no nos sirven, que de cosas útiles y la cabeza de mucha gente rebalsa de datos innecesarios y llegaron al punto, que si pierden la conexión con internet, sufren de nomofobia, el síndrome de la desconexión.

Ansiedades y aflicciones siempre las hubo, pero creo que actualmente sus efectos se han multiplicado y nos están perjudicando más.

Y si bien las circunstancias de cada uno son reales, las ansiedades en su mayoría puede que sean irreales y recientemente descubrí, que muchas provenientes de situaciones reales, para cada uno son mentales.

Siempre fui hipotenso pero inesperadamente se me subió la presión, fui a mi médico de cabecera y amigo, me examinó y me dijo que no tenía nada, pero por ser también amigo, hablamos un buen rato y descubrimos que por ser “psicosomático”, como somos todos, la presión se subió a causa de ciertas ansiedades.

De la conversación concluí tres reglas: 1.Si las cosas se pueden arreglar, arréglelas, si es posible, hoy mismo. 2. Si las situaciones ya avanzaron y no hay marcha atrás, ayude a que no empeoren. 3. Si las situaciones ya rebasaron su punto crítico, asúmalas como circunstancias.

Repasada cada una de las ansiedades, las relativas a mis decisiones ya lo hice y desaparecieron. Hoy son circunstancias que me alegran porque suman y agregan valor. Las otras, como no está en mis manos resolverlas, siguiendo las reglas 2 y 3, aunque continúan siendo reales, desaparecieron como ansiedades y hoy son circunstancias de otras personas a quienes si puedo ayudaré.

Les comparto las tres reglas, que son puro “sentido común”, pero como, el sentido común es el menos común de los sentidos, quizás a usted también le están afectando más sus ansiedades mentales que sus circunstancias reales y le puede ser útil aplicarlas.

Pues eso… Disfrute las vacaciones, cuide a su familia, absténgase de las insistentes ofertas de bebidas alcohólicas, maneje a la defensiva y cuidado con los kamikazes de las carreteras.

Pedro Roque

4 comentarios en “De las ansiedades a las circunstancias”

  1. Carlos Raúl Camacho Guevara

    Es una realidad lo que mencionas en tu artículo. Nos preocupamos tanto por el dinero que cuando lo tenemos ya nuestra salud está mermada. Y entonces gastamos el dinero en recuperar la salud. Al final nos damos cuenta que todas las situaciones que vivimos y enfrentamos cómo problemas, son repetitivos, y cuando se pueden prevenir, nos ahorramos angustias.
    Muy buen artículo.

  2. Martín Benavidez.

    Es importante hacer un análisis o un autoexsamen como tener un equilibrio de las emociones y no caer en la ansiedad y nos lleve a caer en depresión para eso hay solución menos para la muerte siempre hay cosas que nos inquietan en el diario vivir ejemplo el tráfico que hay camino al trabajo eso es estresante y nos descontrola el sistema nervioso.

  3. Usted tiene la virtud de explicar con claridad su opinion sobre el tema que escoge para cada fin de semana; este es uno interesantisimo y estoy completamente de acuerdo en que si se puede arreglar algo que va mal, hay arreglarlo, si ya siguio su curso, tratar de pararlo para no empeorar y tener malos resultados y si ya llego al final, hay que aceptar lo que sucedio y tomarlo como resultado de un mal principio. Adelante mi estimado amigo, siga instruyendonos y alertando nuestra mente, pues las noticias siempre existieron pero no habia medios para difundirlas como hay en estos dias y debemos concentrarnos en las buenas no en las malas, tristes o falsas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.