fbpx

La democracia en España y en El Salvador.

Llegue a España en junio de 1975 a pocos meses del final del Franquismo que gobernó desde l939, al finalizar la guerra civil española, hasta noviembre de 1975. A Partir de ahí inicio la transición a la democracia hasta 1978 con el partido CDS, Centro Democrático Social y después de un golpe de Estado un 23 de febrero de 1981, cuando el Coronel Antonio Tejero, apoyado por otros altos mandos militares invadió el congreso y mantuvo a los diputados secuestrados, hasta que al ver la falta de apoyo y repudio del pueblo, abandono el congreso y fue condenado a 30 años de prisión.

Ya en democracia hubo gobiernos del PSOE, Partido Socialista Español, después de varias legislaturas gobernó del PP Partido Popular, luego nuevamente del PSOE, después el PP, que mediante un voto de censura en el congreso, se convocaron elecciones, aparecieron nuevos partidos y actualmente gobierna el PSOE, después de muchos acuerdos y concesiones. Y así el gobierno español es el único en el mundo que tiene cuatro vicepresidentes, un crecimiento incontenible del aparato del Estado con más funcionarios que Alemania y un endeudamiento galopante que según el Banco de España en el 2020 alcanzó 1.311.298 millones de euros, 122.438 millones más que en diciembre de 2019.

¿Y cuál ha sido la trayectoria? Gran corrupción en los gobiernos del Partido Socialista, a tal grado que el Director General de la Guardia Civil Española, Luis Roldán, fue el hombre más buscado por la misma Guardia Civil y la Interpol porque que había desviado 1500 millones de pesetas a sus cuentas personales. En el film “El hombre de las mil caras” se cuenta esa historia. Pero en los gobiernos del PP también hubo conocidos escándalos de corrupción… Hastiados de tanta corrupción muchos españoles apostaron por los nuevos partidos para formar un gobierno populista de coalición, que en estos momentos tiene más denuncias de corrupción que los dos anteriores.

Y aquí, después de los Acuerdos de Paz, hubo gobiernos de ARENA acusados de corrupción, después del FMLN acusados de más corrupción y el gobierno actual también tiene indicios y denuncias de más corrupción y endeudamiento galopante que los anteriores, que ya pasa de 20 mil millones.

Lo bueno es que en España y en El Salvador vivimos en Democracia y que en cada elección podemos ir depurando y eligiendo un poder legislativo, que a través del acuerdos entre diferentes visiones y filosofías políticas, haga leyes que beneficien a la sociedad y no sea sumiso al poder ejecutivo.

Del desarrollo de los países democráticos a lo largo de las décadas se aprende que gobiernos conservadores crean riqueza, puestos de trabajo, modernizan e innovan. Los de izquierda distribuyen la riqueza, crean muchos empleos en el gobierno, ahuyentan la inversión nacional e internacional y endeudan al país. Y con los populistas se hunde más la economía y se incrementa la pobreza.

En todos los gobiernos para llegar al poder se promete y miente mucho, aun sabiendo no se podrá cumplir, pero la gente ilusionada hasta el fanatismo los apoya con esperanza y otros los vota por resentimiento y sentirse defraudado de la derecha y la izquierda.

Viendo lo que pasa en otros países, conviene para la siguiente legislatura una asamblea amplia en su pensamiento y conformada, por una parte por diputados con experiencia de dos o tres legislaturas y por otra con nuevos diputados jóvenes, preparados profesionalmente, con mentalidad sana, que no se vendan, opten por los intereses de la sociedad y se mantengan con todo su peso lejos de autoritarismo.

Una Asamblea obediente a la derecha, a la izquierda o al autoritarismo no conviene en ningún país democrático, porque el autoritarismo termina abusando o desmontando la democracia.

Pues eso, estimados lectores, en nuestras manos está la conformación de la próxima Asamblea.

Pedro Roque

1 comentario en “La democracia en España y en El Salvador.”

  1. Muy buen artículo, ojalá todos vayamos a votar, defendamos la Democracia y libertad que ha costado sangre a este país y no permitamos que otros decidan por nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *