fbpx

Las virtudes cardinales, la Constitución y el COVID-19

NOTA: Si deseas ver el video de este artículo, ingresa al siguiente link: https://bit.ly/2WCaY1S

¿Seguro que en su vida en algún momento escuchó sobre las Virtudes Cardinales?… Piense un momento en cuáles son, cuándo, dónde, quién se las explicó y por qué se las enseñaron…

¿Y la constitución? ¿Se acuerda cuando le hablaron por primera vez de nuestra Constitución?

Sobre el Covid-19, ya aprendimos que un ser microscópico ha parado al mundo y frenado su economía, tiene a miles de millones en sus casas y a los gobiernos de todo el mundo en Jaque buscando salidas para evitar el jaque mate.

Pues para afrontar su pandemia creo que sería inteligente volver a lo básico y aplicar las cuatro Virtudes: Cardinales, Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza para lo humano y la Constitución para el ordenamiento cívico y legal.

La prudencia, pensando, diseñando y poniendo en práctica las mejores medias preventivas y correctivas pensadas, diseñadas por equipos de diferentes especialistas y aplicadas de forma estratégica y lógica para que los efectos del virus sean los mínimos, en el contagio, el tratamiento a los enfermos, y en su caso, la sepultura de los que no lo sobrevivan. Y que las ayudas se planifiquen considerando la realidad de cada estamento de la pirámide poblacional, según su capacidad de sobrevivencia, su poder adquisitivo, el lugar donde vive y las dificultades de accesibilidad.

La justicia, considerando a todos los que necesitan ayuda en igualdad de condiciones, sin favoritismo y haciéndola llegar oportunamente. La Fortaleza, es realizarlo cumpliendo el juramento y compromiso de los funcionarios y las personas involucradas en todos los procesos de administración y entrega con las manos limpias y la templanza con el rigor y las medidas de control y autodisciplina de parte de todos para conseguir el máximo aprovechamiento con cero desperdicios.

Y la constitución, es la ley de la que derivan todas las leyes, reglamentos, ordenanzas y procedimientos. Si imagina una pirámide de leyes, la constitución está en el vértice superior.

Todos los funcionarios, tanto los electos como los designados, juraron defenderla, regir su gestión priorizándola, y desempeñar su función y trabajo, por el que les pagamos, respetándola y haciéndola cumplir.

Pero también los ciudadanos “sin excepción” debemos cumplir con todas las leyes, reglamentos ordenanzas y procedimientos para que el estado de derecho sea una realidad. Así las leyes de la misma forma que protegen nuestros derechos, nos asignan obligaciones, y siempre funciona mejor, si antes de exigir derechos se cumple con las obligaciones.

El Covid-19 no es local, ni regional, es mundial y no distingue cristianos, musulmanes, budistas, ni lenguas, ideologías, profesiones, estatus social, dictaduras o democracias. De ahí que por el lado humano para su tratamiento sería bueno aplicar las virtudes cardinales y para los asuntos legales la Constitución.

En todos los países hay desacato y desobediencia en guardar la cuarentena y son decenas de miles los confrontado por la policía y el ejército en todos los países.  Y las medidas según las noticias, van desde disparar en algún lugar de indonesia, azotarlos con un palo en la India, multarlos hasta con hasta diez mil euros y arrestarlos en España y denunciarlos públicamente en Alemania… Aquí se montan cercos sanitarios y hubo un cierre controlado por el ejército y la policía en la Libertad.

Está bien que haya quienes defienden el respeto a los derechos humanos para evitar abusos de autoridad, pero las autoridades deben controlar a quienes confunden libertad con irrespeto, están en contra, critican todo, y lo peor, ni les importa contagiarse, ni contagiar a su familia, ni poner en riesgo muchos otros.

Prudencia, justicia, templanza, fortaleza, la constitución y el respeto a las leyes por todos y cada uno, es como creo que venceremos el Covid-19… ¡Que tenga un buen domingo en familia!… 

Pedro Roque

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *