fbpx

Los nuevos retos empresariales.

Pensando en los eventos más trascendentales y sus efectos mundiales después de la segunda guerra mundial, los más importantes son la Pandemia del Covid-19 y sus mutaciones, el cambio climático que agudiza sus efectos con lluvias torrenciales que producen grandes inundaciones, mientras en otras partes del mundo tremendos incendios forestales y largas sequias. La digitalización de los procesos industriales y de servicios y los cambios en la forma de vida con el tele trabajo y las aplicaciones informáticas en el ámbito industrial y lo doméstico. La sustitución de los motores de combustión por motores eléctricos y de hidrógeno. La transición energética hacia las energías limpias y renovables. Las satisfacción de las nuevas necesidades de los clientes que incluyen la sustitución de servidores propios por los superordenadores que conforman la nube y el incremento de la utilización de aplicaciones informáticas para la gestión y el control de los procesos industriales y domésticos con la aplicación de la internet de las cosas. 

Pero también hay que prepararse para el incremento de los riesgos de la intervención de hackers con capacidad de penetrar los sistemas y plataformas mundiales. 

Así como la semana pasada se “cayeron” las plataformas que se creen seguras pueden caerse otras, porque todas son vulnerables… Si recuerdan, aquí sucedió con algún medio de comunicación. En realidad todo lo hecho por el hombre es vulnerable por el hombre. 

Frente a estos cambios, las empresas están trabajando en diferentes áreas en el reordenamiento organizacional creando nuevas funciones directivas, gerenciales de supervisión y operativas para reconvertir o reorientar la forma de entender los sucesos y alinearse en la aplicación de las normas internacionales. 

Nuevas funciones son por ejemplo, los sistemas “I+D+I”. ¿Sabe qué es? Ya no es suficiente tener un área de mejora continua de la calidad, la producción y la productividad, se debe dar el paso para integrar la investigación en los entornos de la administración, el desarrollo de procesos propios y la innovación continua, aplicando la inteligencia artificial para mantenerse competitivos. 

Para responder a los riesgos y oportunidades de los fenómenos, se están formando e implantando las áreas de «gestión de riesgos» y con el creciente interés de la población de la preferencia de productos con menor huella ecológica, como la suma de la huella del carbono y la huella hídrica, de los procesos, productos y servicios, nos reorientaremos, por ejemplo, al consumo de productos en función de la huella ecológica que productos tradicionales, por ejemplo, pasar de la carne animal a la carne ecológica y vegetal, para reducir la huella ecología del consumo doméstico.

Un área de trabajo, que en función del cambio climático está cobrando más importancia, es la «gestión de la sostenibilidad» de la empresa a largo plazo, en los procesos de fabricación y de servicio, con el objetivo de reducir la producción de gases con efecto invernadero, la polución y los desperdicios, la utilización de materias primas biodegradables, los procesos de producción circular y el replanteamiento empresarial, principalmente de las PYMES, hacia la economía de la DONA. También incluir en el desarrollo empresarial, nuevas alternativas de revalorización de la reutilización de los millones de toneladas de basura y plástico en la tierra y en el mar. 

Viendo y sintiendo lo que pasa en Europa, me doy cuenta del atraso en el que vivimos en lo industrial, lo político y lo social. En lo industrial, la innovación es una excepción, en lo político, en lugar de fortalecer la democracia permitimos que se debilite y en lo social, en la educación, la salud y la inversión en infraestructura, estamos a la cola.

Si tiene o trabaja en una empresa con un cargo que influye en la dirección, debiera considerar las nuevas funciones, para asegurar el futuro frente a los grandes cambios sociales y tecnológicos que ya están vigentes. 

Miremos al mundo exterior y dejen de pensar que El Salvador es el centro de la galaxia por el Bitcoin y porque no perdió la selección. Hay muchos otros retos más importantes para los que tenemos que educarnos y preparar para afrontarlos.

Pedro Roque

1 comentario en “Los nuevos retos empresariales.”

  1. Carlos Federico Paredes Castillo

    Muy bueno Pedro. Es un ejercicio necesario para agendar una hoja de ruta para las empresas. En la planeación estratégica de las empresas que ya comienza para 2022 y más adelante es un gran aporte metodológico. La investigación es un elemento muy saludable para personalizar las necesidades de la empresa. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.