Para los mayores de 55

Hoy dedico mi artículo a las damas y caballeros mayores de 55, quienes buscan un aliciente para continuar estudiando en su especialidad, leyes, economía, biología, psicología, teología, literatura, finanzas, ingeniería u otra y que estén pensando, que sí pero que no es fácil, qué les requerirá tiempo, que ya no tienen el ímpetu de los jóvenes, que para qué si ya son mayores, que requerirá inversión en dinero y dedicación y que nadie les asegura el éxito.

Pues a mi amigo Felipe, no le pasó por la mente ninguna excusa, antes de iniciar lo que se propuso, que quizás su entorno, hubiera asumido como prudente.

Nos conocimos hace unos nueve años, con motivo de algún programa de capacitación y certificación de calidad en la empresa y me contó, que es agrónomo. Desde entonces nos hemos intercambiado muchos mensajes, pues cada vez que yo tenía una pregunta sobre problemas en el jardín, le mandaba una foto de los aguacates, las granadas, los limones y él amablemente me recomendaba los productos que teníamos que usar para curar las plantas.

Hace unos años conversamos sobre la importancia y satisfacciones de seguir estudiando, un master o un doctorado, para profundizar en un tema de la especialidad y él decidió hacer un doctorado, buscó y encontró en la Universidad de La Coruña, España, interés en el doctorado que quería realizar.
Continuamos en contacto comentando sobre su doctorado y la semana pasada recibí este mensaje: Ingeniero Roque, buenos días. Quería decirle que estoy en La Coruña, retirando mi título y documento original de la Tesis de mi Doctorado en Investigación Agraria y Forestal. También le comparto algunas fotografías del evento de graduación y de algunos lugares que estoy conociendo. Es un honor y un gusto compartir con usted este logro en mi vida. Con 62 años empecé los trámites y equivalencias. En el 2016, con 63 inicié los estudios del doctorado y los terminé con la defensa de la tesis ya con 69 años. Por calificación sobresaliente y unánime del jurado, logré la distinción Cum Laude y Doctorado con validez internacional. Soy el primer graduado centroamericano con esa denominación en esta universidad española en La Coruña…

Pues si amigos, ahí lo tienen, un excelente ejemplo para darnos cuenta, que no hay más limitaciones que las que uno mismo se pone.

En mi caso, con 46 años cursé un MBA presencial de dos años y dos mil horas en la Universidad Politéctica de Valencia, todos los días de las 5:30 a las 9:30 pm. Tenía que llegar a la hora, saliendo de Ford a las cinco de la tarde. ¡También quise y pude!

¿Y usted qué plan tiene? El ya en camino de regreso de España, Dr. Felipe Cerón Martí, me ha motivado a cursar en la UPV, un Máster en Geopolítica, para ver si aprendo, por qué el mundo, ni esta, ni nunca estuvo en paz.

¿Y si usted ya está por jubilarse, qué plan tiene? Quizás primero debiera liberarse y liberar a otros, para lo que le recomiendo el libro: “Liberación a los 55, si puede antes mejor y si ya los pasó con más razón”, para aprender cómo planificar y organizar su tiempo y dedicación para sí mismo. Si lo piensa, la mayor parte de los mayores tenemos un déficit de mucho tiempo de dedicación a nosotros mismos, por estar al servicio de otros.

Enhorabuena al Doctor Felipe Cerón Martí, por su gran éxito en España a los 69 años. Si las universidades de aquí, por su edad, no muestran interés en sus aspiraciones, las hay en EEUU, España y en Latinoamérica, hoy incluso, con las facilidades de las TIC. ¡Querer es poder, funciona con todo y con todos!

Pedro Roque
Todo es más facil y más sencillo con sentido común.

3 comentarios en “Para los mayores de 55”

  1. Patricia Eugenia Jaimes Herrers

    El Dr. Felipe Cerón Martí, es un ejemplo de disciplina, motivación y responsabilidas, es un honor compartir y aprender de él. Un honor que sea parte de nuestra Asociación SAENA y un agradecimiento a sus aportes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *