Rowan, Skorzeny, Stanley.

Imagino que a lo largo de su vida escuchó o leyó sobre las historias de estos personajes excepcionales, de quienes aprendí sus hazañas en un seminario sobre gestión empresarial en Valencia, en mil novecientos ochenta y tres, cuando aun trabajando como manager de Control de calidad, me preparaba para independizarme.

Estoy seguro que uno de mis acensos en Ford, antes de independizarme, se debe a lo que aprendí en este seminario cuyo objetivo era ser un mejor director de la ejecución de proyectos especiales, que en Ford se llaman, “Special Assignment”.

Después de aprender determinadas habilidades humanas, aprendimos en detalle las hazañas de cada uno de los personajes.
El presidente Mac-Kinley, en la guerra hispanoamericana contra los españoles necesitaba contactar a Garcia, el comandante de los insurgentes cubanos que nadie sabía en qué lugar de las selvas de cuba estaba y no había correo ni telégrafo para enviarle un mensaje. Alguien le dijo al presidente, hay un hombre llamado Rowan que puede encontrar a Garcia, si es que se le puede encontrar. Se llamo a Rowan a quien el presidente le entregó una carta para que la entregara a Garcia. Rowan colocó la carta en una cartera de hule la ató al pecho y no preguntó ¿Dónde está Garcia? El solo emprendió la misión corriendo todo tipo de riesgos en un bote sin cubierta y tres semanas después volvió con la misión cumplida.

Cuando los enemigos de Benito Mussoline lo secuestraron, siendo aliado de Hitler que se encontraba en su cuartel en los Alpes, conocida como la Guarida del lobo, llamó al Coronel Skorzeny y le dijo: Le encargo la misión de rescatar Mussoline. El coronel Skorzeny firme recibió la orden, dio un taconazo frente al Führer y tampoco pregunto: ¿Cómo hago para rescatar a Mussoline? Se retiró y organizó la operación de rescate y cuando lo rescató informó al Führer: “Misión cumplida“.

El Doctor Livinston fue un explorador inglés que patrocinado por organizaciones inglesas hacia viajes de reconocimiento a Africa Central y después de un tiempo volvía con relatos maravillosos sobre los pueblos, su cultura, montañas, los ríos, los lagos y sobre especies de animales desconocidas. Como de uno de sus viajes no volvía después de un tiempo razonable, él director del periódico New York Herald, James Gordon, le encargo a Henry Morton Stanley la búsqueda del Dr. Livinston. Tampoco Stanley pregunto ¿Cómo hago y dónde estará el Dr. Livinston? Se introdujo en la selva africana con sus portadores y después de enfrentar muchos peligros y casi morir de malaria, encontró al Dr. Livinston, a quien saludo con la famosa frase: ¿El Dr. Livinston supongo?

Poco después de haberme maravillado de estos personajes, me llamó el CEO de la planta de Valencia y me asignó la misión de implantar un sistema de círculos de calidad que los directores de Ford Europa, en un viaje técnico a Japón, habían visto que era una de las ventajas competitivas de las empresas del automóvil japonesas, y con la lección aprendida de los tres personajes cuyas hazañas comenté antes, no me atrevi a preguntar: ¿Qué son los círculos de Calidad? En menos de cinco minutos que duró la reunión, asumí la misión. Antes de salir de su oficina, me dijo el CEO: El proyecto se refiere a las cinco plantas de Ford, unos ocho mil empleados y debe estar implantado en seis meses. Y en el plazo previsto con el equipo de colaboradores que creamos, implantamos el proyecto y conseguimos los resultados previstos.

Pues si amigos, para mi, invertir en mi formación siempre fue muy rentable y me sirvió para además de aprender muchas cosas, progresar dentro de la organización y crecer económicamente.

Al poco tiempo de independizarme, para crear mi empresa en Valencia, organicé el primero de mis viajes de estudio a Japón para conocer in situ la implantacion de los sistemas japoneses de mejora continua.

Todos podemos realizar hazañas espectaculares, si nos lo proponemos y aprendemos como hacerlo.

Pedro Roque
Todo es más fácil y más sencillo con sentido común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *